Entrar

Menú superior - Accesos

Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia

Integrantes

Coordinador

Santiago Mintegi Raso
Servicio de Urgencias de Pediatría. Hospital Universitario Cruces. Bilbao

Secretaria

María Jesús Esparza Olcina
Pediatra de Atención Primaria. Madrid

Miembros

  • María Teresa Benítez Robredo
    Pediatra del Instituto de Salud Pública del Ayuntamiento de Madrid. Madrid.
  • Carlos González Luque
    Experto en Seguridad Vial. Dirección General de Tráfico. Madrid
  • Bárbara Rubio Gribble
    Servicio de Pediatría. Hospital Universitario de Getafe. Experta en Pediatría Social. Madrid
  • Francisco Sánchez Prados
    Pediatra Atención Primaria. Distrito Almería.
  • Juan José Vila Carbó
    Jefe Servicio Cirugía Pediátrica. Hospital Infantil La Fe. Valencia
  • Francisca Yagüe Torcal
    Pediatra del Hospital de Son Espases de Palma de Mallorca. Baleares

Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia

El Artículo 1 de la convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del Niño define al niño como un ser humano por debajo de los 18 años de vida. En general, se extiende la edad de la infancia hasta los 19 años, como figura en la mayoría de los informes referentes a LESIONES en la Infancia.

LESIÓN es el daño físico que se produce cuando el cuerpo humano es sometido a la descarga de cantidades de energía que superan el umbral fisiológico o se ve privado de elementos vitales como el oxígeno. La energía puede ser mecánica, térmica, química o radiante. Las principales causas de LESIONES no-intencionales son las producidas por tráfico en carreteras, envenenamientos, ahogamientos, caídas y quemaduras.

Las LESIONES constituyen la primera causa de muerte en la infancia entre los 5 y 18 años de edad en la Unión Europea. Son también la principal causa de dolor, sufrimiento y discapacidad que a lo largo de la vida pueden tener consecuencias graves sobre el desarrollo físico, psíquico y social del niño lesionado. Además, determinan un importante drenaje de recursos sanitarios y sociales a corto y largo plazo.

Solo en las últimas décadas se ha reconocido a las LESIONES como un problema que puede ser prevenido mediante acciones coordinadas de salud pública. El pensamiento ha cambiado en el sentido de aceptar que la prevención de LESIONES es responsabilidad de la sociedad y reconocer que la sistemática en la prevención de LESIONES, basada en la evidencia, es una respuesta más efectiva que verlas como productos del azar o de accidentes inevitables.

La prevención de lesiones se realiza de tres maneras: la Prevención Primaria que intenta evitar las lesiones en su origen: p.ej. puertas de seguridad en las escaleras para evitar las caídas o limitar el consumo de alcohol en relación a la conducción de vehículos.

La Prevención Secundaria intenta disminuir la intensidad de las LESIONES una vez producido el evento: cascos en las bicis, las alarmas de humo, que si bien no evitan el incendio, permiten la evacuación antes de que se produzcan quemaduras o lesiones por inhalación. Finalmente, la Prevención Terciaria, destinada a disminuir el efecto de las lesiones o sus secuelas a través de primeros auxilios y de una atención inicial del trauma pediátrico adecuada.

Para el ejercicio efectivo de la prevención de LESIONES tenemos que reconocer el carácter medio ambiental de la enfermedad, que se produce en un ambiente no preparado para las características físicas y psicológicas de los niños, así como el hecho indudable de que las lesiones afectan de manera desproporcionada a los niños más desfavorecidos de la sociedad, en la cual existen grandes diferencias. También los niños con minusvalías son más vulnerables en un medio no apto para su movilidad.

Las LESIONES intencionadas, en general, se producen en niños que viven en condiciones de precariedad afectiva, económica y social. El suicidio en la infancia ha dejado de ser una rareza no identificada para ser una causa frecuente de muerte, así como el maltrato cada vez más frecuente y mejor identificado.

La adopción del nombre de Comité para la Seguridad y la Prevención de LESIONES en la Infancia se basa en estos conceptos. Su función es participar activamente en la AEP y en la Sociedad para intentar mejorar el control de esta enfermedad. Se ha cambiado el nombre de Prevención de Accidentes por el actual, más adecuado y en consonancia con la terminología internacional.

Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia

Objetivos

Objetivo principal:

  • Contribuir a la reducción de la morbi-mortalidad infantil producida como consecuencia de las lesiones infantiles.

Objetivos secundarios:

  • Conocer la realidad de la morbi-mortalidad infantil debida a lesiones infantiles en nuestro medio
  • Colaborar con las Instituciones y otras Sociedades científicas, nacionales e internacionales que puedan ayudarnos a conseguir nuestros objetivos
  • Divulgar a nivel de profesionales, y de la sociedad en general los conocimientos existentes sobre el tema
  • Estimular la aplicación de las medidas de prevención a todos los niveles
  • Participar activamente en todos los acontecimientos científicos y sociales que sirvan para conseguir nuestro objetivo.